Blogia
El Promotor Comunista

¿Ingenuo e iluso?

¿Ingenuo e iluso? Un promotor comunista día a DIA se contradice a si mismo. Podría ser una vida difícil pues su verdadero yo lo oculta a la hora de hacer vida social, o vida laboral.
Seria curioso entrar a una inmobiliaria y decirles que vas a ser solidario y tu piso que construyes los vas a vender a precio de coste y que simplemente quiero ganarles un poco para vivir. Todo el mundo se echaría a reír, y me tomarían por loco. Parece absurdo pero realmente me gustaría hacerlo. Pero perdería una de las cosas que más valoro: Tiempo.
El tiempo lo consigo siendo Promotor, pues especulando y vendiendo las construcciones a precios de locura consigo no trabajar mucho y poder tener tiempo para mi. Tiempo que no podría tener si rechazara mi trabajo de promotor, pues tendría que hacer un horario de 8:00 a 20:00, estaría bastante más cansado y con menos ilusiones.
Siempre se me podrá decir que eso no tiene que ser así, pero en circunstancias normales si seria así. Con mi trabajo puedo estar 2 horas leyendo sin que nadie me diga nada, puedo realizar un cartel anta-globalización sin que nadie me interrumpa, o puedo encontrarme con alguien y tomarme un café (si el puede) tranquilamente sin mirar el reloj.
Se que tengo suerte, por eso la conservo, pero también veo las injusticias y como la gente que no llega a final de mes se mete en una vivienda que posiblemente la pague en 30 años, pagando 3 veces el piso por culpa de los intereses.
¿Como puedo actuar ante esto?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres