Blogia
El Promotor Comunista

La cosa iba bien.

La cosa iba bien. Han ocurrido una serie de hechos en poco tiempo pero con unas consecuencias grandiosas. Hoy l5 de marzo España ha evolucionado, como cultura, como pueblo, como civilización.
Hemos conseguido saber escapar de la manipulación indirecta a la que estábamos siendo sometidos. En parte también lo consentíamos por la supuesta bonanza económica, discutible en algunos aspectos, pero situación que disfrutábamos sabiendo que no era oro todo lo que reluce. Pero bueno como suele decir “la cosa va bien”
Este estado de bien estar era acompañado por una anestesia mediática, totalmente dirigida y manipulada por el poder para no tener que preguntarnos nada, no dudar de nada y estar tranquilos por que el gobierno sabe lo que hace y piensa por nosotros. Existían dudas, y preguntas que eran apaciguadas por el poder, contándonos su versión. Versión que siempre era dudosa, pero como “la cosa va bien” pues no pasa nada.
Pero 200 muertos han roto la estabilidad, nos ha supuesto un electroshock mental, y nos ha abierto los ojos. Sabíamos la verdad pero no creíamos que fuera tan mala como lo que hemos visto.
Este atentado, en el momento que ha ocurrido, ha significado que la gente recuerde en el pantano donde nos estábamos metiendo, todo por el mandato bendito de un personaje con bigote. No somos ni más ni menos que nadie, lo que si sabemos es lo que no somos. Somos igual que todos los países del mundo, y de igual manera que no nos haría gracia que alguien extranjero se metiera en nuestros asuntos, sabíamos que allí no íbamos a ser bien recibidos.
Pero hemos necesitado sufrir las consecuencias, de una decisión. Decisión por la cual aun hay gente que piense que es correcta y por el bien de la humanidad. Esta claro que conseguir petróleo es bueno, lo que hay que pensar es como se consigue. Y ha sido a base de sangre. Sangre que hay que pagar, y hemos pagado de la peor manera que merecíamos. Pues como siempre las consecuencias de un gobierno la sufre el pueblo, y ellos a contarnos sus cuentos.
Aun no he oído a Aznar decir: “ El ataque terrorista, causado por el grupo integrista islámico es debido a que apoyamos la guerra que inicio EE.UU. contra Irak ignorando al 90 % de los países que nos decían que no era la manera de actuar.” Pues no tiene huevos, así de claro, no tiene la honradez que pide a los demás y el no demuestra.
Pero una esperanza ha surgido, y supone un cambio proporcionado por el pueblo sin necesidad de violencia. Mediante la libertad de pensamiento. Hemos elegido, y espero que él elegido se de cuenta del mensaje que hemos emitido: No queremos guerra, no queremos enemigos, buscaremos la palabra antes del misil, y sobre todo, no mentirnos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres